En Blen acabamos de lanzar nuestra nueva línea de shampoos en barra, y ¡queremos que los conozcas! Pero antes de eso, nos gustaría hablarte de los beneficios de pasarnos de lo líquido a lo sólido. Esta alternativa ha comenzado a ganar popularidad desde hace un tiempo, siendo usada por personas que desean ser amigables con el planeta, o que buscan cuidar su cabello de forma más natural. A continuación, te convencemos de por qué debes darle una oportunidad a los shampoos en barra:

Lo principal es que ¡tratas mejor al medio ambiente! Estamos muy conscientes de la cantidad de botes de plástico que contaminan nuestro planeta, sobre todo los océanos, sin ser reciclados ni reutilizados. ¿Sabías que una persona llega a usar más de 300 botellas de shampoo en toda su vida? Al venir empacado en cajas de cartón el shampoo en barra no es parte de ese problema, además de que al ser productos más pequeños, se reduce la emisión de carbono al momento de su fabricación y distribución.

¡Ahorras dinero! Si tienes cabello grueso o largo, debes estar acostumbrada a terminarte la botella de shampoo rápido, sobretodo si lo lavas todos los días. Debido a que es un líquido a veces es difícil medir cuánto realmente necesitamos, cosa que no sucede con los sólidos, que al contrario, rinden mucho porque están más concentrados. ¡Pueden durar hasta 30 lavadas! Los productos de cuidado personal no son tan baratos, así que tu bolsillo te lo agradecerá. Ni siquiera tendrás que gastar al momento de viajar, porque por su tamaño son perfectos para llevar a todas partes, y ¡sin miedo a derrames!

Finalmente, le das a tu cabello el cuidado que necesitas. Los shampoos líquidos contienen químicos que suelen ser muy agresivos contra nuestro cuero cabelludo, obligándolo a producir más grasa de la necesaria para combatirlos, lo que hace que tengamos que volverlo a lavar, y a repetir esta rutina hasta el fin de los tiempos. ¡Nos hacemos completamente dependientes! Es importante permitir que nuestro cabello produzca sus aceites de vez en cuando, porque esto lo nutre y mantiene sano. Nuestros shampoos en barra no tienen parabenos, siliconas ni sales, por lo que no maltratan en absoluto el cuero cabelludo.

Si te preguntas cómo se usan, no es muy distinto a lo que haces siempre. Sólo necesitas frotar el jabón entre tus manos hasta crear espuma, la cual pones sobre tu cabello masajeando muy bien la cabeza. Y de cuidados, guárdalos en jaboneras de preferencia donde se pueda drenar la acumulación de agua. ¡Bastante fácil!

En nuestra línea manejamos barras con extractos naturales y aceites esenciales diseñados especialmente para ti. Disfruta de una limpieza profunda con los aceites de romero y menta de nuestro shampoo Romenta, o controla la caída por quiebres con el de Ortiga y Bergamota. ¡Te encantarán!

¿Qué esperas? Dales una oportunidad a los shampoos en barra y cuida al planeta y tu cabello al mismo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *