Todos alguna vez hemos batallado para quedarnos dormidos, nos hemos despertado varias veces en la noche o madrugada, o nos hemos levantado sintiendo que casi no descansamos. Si esto es algo que te sucede seguido, puede que tengas problemas para dormir.

Los problemas para dormir son más común en la población general, y consiste en la disminución de la capacidad para dormir de una persona. El 95% de la población adulta ha tenido mínimo una de las situaciones que mencionamos lo largo de su vida, sin embargo, sólo el 5% acude a un médico. No dormir bien puede afectarnos negativamente en nuestro día a día, ya que nos deteriora en varios aspectos. Puede hacernos sentir cansancio o sueño constante, ansiedad, tristeza, e incluso perjudicar nuestra memoria y atención. También aumenta nuestra irritabilidad y nerviosismo.

Pero ¿qué será lo que causa todo esto? Es una respuesta complicada, ya que existen muchas razones. Puede ser una consecuencia de alguna enfermedad psiquiátrica como trastorno de ansiedad o depresión, o también puede deberse a una higiene inadecuada del sueño. Esto significa mantener algunos hábitos como dormir siestas, tomar mucho café o alcohol, hacer mucho ejercicio antes de dormir, acostarse y/o levantarse en horarios irregulares, pasar demasiado tiempo acostado en la cama (sin dormir), entre otras cosas. Las enfermedades crónicas también pueden tener mucho qué ver, así como las enfermedades que ocurren durante el sueño (apnea del sueño, piernas inquietas, etc), medicamentos estimulantes, antidepresivos, sedantes, o incluso trabajos con horarios irregulares o rotativos.

Existen diversas recomendaciones para reducir o evitar éste padecimiento. Las famosas “pastillas para dormir” son utilizadas por muchos, pero sin un previo diagnóstico médico pueden llegar a ser muy peligrosas y atentar contra nuestra salud. Mantener buenos hábitos, comer bien, hacer ejercicio periódicamente y rodearnos de alternativas de origen natural nos ayudarán a sobrepasar los problemas para dormir y disfrutar de una vida plena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *