Para algunos nos trae recuerdos de aquellos días de la escuela, mientras que para otros es aún una pesadilla constante. Sea como sea, las imperfecciones en la piel han estado presentes en nuestras vidas de una forma u otra. Pero ¿sabes por qué sucede?

Las imperfecciones surgen cuando las glándulas de grasa de nuestra piel se obstruyen debido a la producción de sebo, la acumulación de bacterias, piel muerta o irregularidades hormonales. Algunas de las causas que las provocan son la edad, no limpiar nuestra piel correctamente, no quitarse el maquillaje para dormir, desequilibrios hormonales, reacciones a medicamentos, exposición al sol, o genética.

Una vez que aparece es bastante complicado deshacerse de ellas, y aunque no es imposible conseguirlo, ¡más vale prevenirlo! A continuación te dejamos algunas recomendaciones para cuidar tu piel.

Lávate la cara dos veces al día: Una en la mañana y otra en la noche, con productos adecuados para tu tipo de piel, como tónicos, sueros o geles. Masajea suavemente tu rostro con movimientos circulares, y sin frotar, ya que esto puede irritarlo.

No te revientes las imperfecciones: Al reventar un grano, puedes empujar material infectado a capas más profundas de la piel, lo que puede inflamarla, enrojecerla e incluso abrir heridas que dejan cicatriz. 

No te toques la cara: Cuando hayas apoyado tus manos en cosas que puedan estar sucias, como el celular, el baño, transporte público, etc. Al hacerlo, dispersas las bacterias por tu piel y provocas que tus poros se inflamen o irriten.

Desmaquíllate antes de dormir: De esa forma destapas tus poros y permites que descansen. ¡El agua micelar es muy buena para retirar los residuos!

Protege tu piel del sol: Es esencial que uses protector solar todos los días antes de ponerte el maquillaje, para cuidar a tu piel de los rayos dañinos del sol.


Esperamos que estos consejos sirvan para procurar que tu piel tenga menos imperfecciones. ¡Agrégalos a tu rutina! Recuerda que cualquier cambio, por mínimo que sea, puede hacer una gran diferencia. Salud es belleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *